955 471 590
fundacionalbertojimenez-becerril@sevilla.org

Actualidad

El Patronato de la Fundación concede el VII Premio Contra el Terrorismo Alberto Jiménez-Becerril 2021 a Dª Soledad Becerril Bustamante

Imagen de ABC. ANTÓN GOIRI | TESA
Imagen de ABC. ANTÓN GOIRI | TESA

El Patronato de la Fundación contra el Terrorismo y la Violencia Alberto Jiménez-Becerril ha decidido, por unanimidad, conceder el VII Premio Contra el Terrorismo Alberto Jiménez-Becerril 2021, a Dª Soledad Becerril Bustamante

Esta mañana se ha celebrado el Patronato de la Fundación contra el Terrorismo y la Violencia Alberto Jiménez-Becerril en el salón Colón del Ayuntamiento de Sevilla. En él, se ha acordado, por unanimidad, conceder el VII Premio Contra el Terrorismo Alberto Jiménez-Becerril 2021 a Dª Soledad Becerril Bustamante. De esta manera la Fundación pretende resaltar su lucha en defensa de los derechos de las víctimas del terrorismo.

Con este reconocimiento la Fundación destaca la implicación por preservar la memoria, la dignidad y la justicia de las víctimas del terrorismo de Dª Soledad Becerril Bustamante. Asimismo, es preciso recordar que la premiada fue alcaldesa de Sevilla cuando Alberto (teniente de alcalde en ese momento) y Ascensión fueron asesinados por ETA. En dicho momento de especial dolor y caos, la entonces alcaldesa de Sevilla creó la Fundación contra el Terrorismo y la Violencia Alberto Jiménez-Becerril, con el objetivo de guardar la memoria de las víctimas del terrorismo, y en especial de Alberto y Ascen, logrando implicar en dicho proyecto al Ayuntamiento de Sevilla y numerosas instituciones.

La presidenta de la Fundación, Dª Teresa Jiménez-Becerril defiende que “la unidad de la sociedad y la memoria de las víctimas han sido siempre pilares fundamentales para la lucha contra el terrorismo, algo que ha entendido siempre la persona que propongo para este premio, merecedora con creces de este reconocimiento por sus artículos, conferencias y su trabajo diario, en el que nunca olvida la memoria, no solo de Alberto, su amigo y colaborador, y Ascen, sino de todas las víctimas del terrorismo”.

Dª Soledad Becerril Bustamante, nacida en Madrid el 16 de agosto de 1944, es licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid, especialidad de Filología Inglesa. Amplió sus estudios en el Oxford English Center y en el West London College, y posteriormente, en la Universidad neoyorquina de Columbia, donde completó un curso para postgraduados de Ciencias Políticas en 1970. Inició su andadura profesional en el campo editorial, posteriormente como profesora del Centro de Estudios Universitarios de Madrid (CEU) y de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad de Sevilla, llegando a fundar en el año 1973 la revista de información general para Andalucía La Ilustración Regional.

Inició su actividad en la vida pública en 1976, en el Partido Demócrata y Liberal, fundado por Joaquín Garrigues Walker. En junio de 1977 concurrió a las elecciones generales por la coalición Unión de Centro Democrático (UCD), liderada por Adolfo Suárez, en las que resultó elegida diputada por Sevilla, y vicepresidenta de la Comisión de Cultura de la Legislatura Constituyente; volviendo a concurrir también a las elecciones generales de 1979.

En 1981, fue nombrada Ministra de Cultura y Deportes por el Gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo, un hito histórico, al ser la primera mujer que accedió a una cartera ministerial en esta etapa de la democracia, participando también en la comisión redactora del Estatuto de Autonomía para Andalucía. Con posterioridad, se presentó a las elecciones municipales de Sevilla, resultando elegida, primero concejal, luego, primera teniente de alcalde y, en 1995, alcaldesa.

Además, ha sido diputada en seis legislaturas, en una de ellas vicepresidenta del Congreso, y senadora en otra, siempre por Sevilla. En julio de 2012 fue elegida por las Cortes Generales defensora del Pueblo, cargo que ejerció hasta el final de su mandato en julio de 2017. Desde este cargo de especial responsabilidad, Dª Soledad Becerril impulsó medidas e informes para dar voz a las víctimas de ETA, especialmente en los pactos de Educación, para que los más jóvenes conocieran la historia del terrorismo vivida en España.

Durante toda una vida dedicada al servicio público, ha sido condecorada, entre otras, con la Gran Cruz de Carlos III, la Medalla de Andalucía y la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort. Actualmente está retirada de la vida pública y colabora en diversas ONG.